Gobierno de Guerrero, fabricador de delitos: Nestora Salgado


nestora salgado

Desde una prisión de máxima seguridad en Tepic, Nayarit, Nestora Salgado, comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá” envía un mensaje a sus compañeros: “no tengan miedo de nada, que yo no estoy presa por ser policía comunitaria, sino que me crearon unas acusaciones falsas”.

México, D.F. “Al gobierno le molesta que existamos, nosotros sólo pedimos seguridad para nuestros pueblos, no nos debemos a nadie,  sólo a nuestros pueblos”, declara desde un penal de máxima seguridad en Tepic, Nayarit, Nestora Salgado, comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá.

Acusada del delito de secuestro desde hace más de diez meses, Salgado denuncia que el gobernador y el procurador del estado le crearon un delito, todo porque ella denunció las complicidades entre el crimen organizado y los funcionarios locales, lo que la llevó a un encarcelamiento plagado de irregularidades en todo el proceso. Nestora asegura que lo que le está ocurriendo es parte de una ofensiva contra la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de Guerrero – Policía Comunitaria (CRAC – PC), que nació en 1995.

En la Montaña y la Costa Chica de Guerrero, después de que diversas organizaciones denunciaron y se organizaron para impedir la entrada de diversos proyectos mineros, se agudizaron la creciente criminalización, el encarcelamiento y la compra de voluntades de algunos dirigentes sociales de la zona.

 

Eliseo del Villar, quién fuera coordinador de la CRAC – PC,  hace un año fue acusado  de robo a la institución comunitaria, y quedó en evidencia su vínculo con el gobierno de  Ángel Aguirre. Villar es responsable, con el gobierno, de criminalizar y encarcelar a los y las policías comunitarias porque le molestaban; sus acciones llegaron al extremo de enfrentamientos armados que provocaron el fallecimiento de varias personas, denuncia Nestora.

 

Como parte del clima de represión que se vive en Guerrero, en los últimos días, Marco Antonio Súastiegui Muñoz, miembro de Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa La Parota (CECOP), y de la policía comunitaria adherida a la CRAC – PC,  que luchan contra uno de los proyectos más ambiciosos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), fue torturado y  detenido el 17 de Junio por parte de la  Policía Ministerial (PM), acusado de tentativa de homicidio, y enviado al mismo penal donde se encuentra Nestora Salgado.

 

Los dos son presos políticos que además de que pertenecen a organizaciones históricas en la región, se han organizado por el alto índice de violencia e inseguridad en una región donde se encuentran las principales entradas a la Montaña, lugar de interés de las empresas mineras.

 

Los activistas que están presos actualmente son: Arturo Campos Herrera, indígena Na savi y consejero de la Policía Comunitaria;  Nestora Salgado García, Gonzalo Molina González, Promotor en Tixtla de la Policía Comunitaria; Antonia Cano Morales, joven Na Savi; José Leobardo Maximino, recluido en un penal de Acapulco por portación de armas de fuego de uso exclusivo del ejército; Marco Antonio Súastegui, opositor a la presa La Parota; Rafael García Guadalupe, Benito Morales Justo, Abad Francisco Ambrosio, Florentino García Castro, Eleuterio García Carmen, Samuel Ramírez Carmen, Ángel García García, Bernardino García Francisco, en total 18 policías comunitarios que el 21 de agosto de 2013, en operativos en las comunidades de El Paraíso y Olinalá, mientras se llevaba a cabo un protesta, fueron apresados.

Desde el penal de Tepic, en entrevista telefónica con Desinformémonos, Nestora Salgado explica que ha recibido muchas visitas de varios centros de derechos humanos, pero “aunque vengan los defensores, la cosa se pone peor, aquí no hay cambios. Es vergonzoso cómo trabaja la Procuraduría General de la República junto con el gobernador (Ángel Aguirre). Es obvio que les estorbamos, eso me queda claro”.

 

La exigencia de libertad de Nestora Salgado ha cruzado las fronteras. Diversas organizaciones se han movilizado junto a personalidades políticas de Estados Unidos, para exigir al gobierno su liberación inmediata.

 

“Me da miedo pensar cuánta gente inocente esta en esta prisión. Yo creo que vale la pena luchar por ellos; yo les digo a los que han estado conmigo en esta lucha que no tengan miedo de nada, que yo no estoy presa por ser policía comunitaria, sino que me crearon unas acusaciones falsas”, concluye la comandanta, en los escasos cinco minutos que le dieron permiso de hablar.

Ligas

Comité Nestora Libre

Intimidan a la familia de Nestora Salgado, comunitaria de Guerrero encarcelada